INTERCAMBIADOR

Los intercambiadores de calor tubulares se componen de una carcasa, un cabezal embridado a dicha carcasa y un haz tubular compuesto de tubos de 16 x 1 (mmxmm) conformados en U y expansionados sobre la placa tubular Este tipo de construcción simple, siendo el haz tubular extraíble, permite una fácil limpieza de la carcasa en las tareas de mantenimiento. Por esta razón, el fluido más susceptible de aportar incrustaciones deberá hacerse circular por este circuito (entrada y salida desde la carcasa). Una de las principales ventajas de este tipo de intercambiadores es su reducida pérdida de carga en ambos circuitos. La característica de haz tubular extraíble permite además una fácil reparación o sustitución.

Después de escribir algún texto, pulse ENTER para iniciar la búsqueda ...